Un fin de semana romántico en Coclé

¿2 días enteros haciendo algo romántico en Coclé? ¡Claro que sí! Esta provincia tiene de todo: historias antiguas pintadas en piedras, hermosos amaneceres en sus montañas, bellísimas playas y caudalosos ríos, lujosas canchas de golf y más. Así que sí, el lugar ideal para conquistar a la persona que amas es este. ¡Aquí una idea de cómo pasar el fin de semana previo a San Valentín!

Sábado

¡Inicia el fin de semana con toda la energía! Despierten temprano y aprovechen al máximo el día visitando Olá, el lugar que los invita a conocer sus frescas aguas.

Te recomendamos ir a los Chorros de Olá, uno de los sitios más representativos del distrito. Tiene una majestuosa caída de aguas cristalinas, por lo que la experiencia será inolvidable. Y si te adentras, encontrarás una cueva detrás de la cascada a unos 25 metros dehttp://santamonica.com.pa/wp-content/uploads/2019/02/ola7-150x150.jpg la base. ¡El paisaje es increíble!

Después de comer algo delicioso en la comunidad, pueden ir al Río San Roquito de Olá, que es uno de los más visitados por sus transparentes aguas verde aqua.

Y como seguramente acabarán cansados de estas actividades verdes, te recomendamos terminar el día en un delicioso restaurante por ahí. Te recomendamos el Restaurante la 5ta Rueda, el Rey David, Manolos o incluso el Tekas Bar Grill, que está un poco más retirado pero vale la pena.

Domingo

¡El domingo sigue siendo de aventura! Muchos lo usarán para dormir, pero ustedes pueden hacer que sea algo diferente y divertido.

¿Qué tal si después de un buen desayuno visitas la Montaña de la India Dormida? ¡Su historia es increíble! Te la contamos para que maravilles a tu pareja mientras suben: Flor del Aire era una princesa india, hija de Urracá, el cacique más fiero que peleó contra los conquistadores de las tierras del Istmo de Panamá.

Ella se enamoró de uno de los guerreros y despreció a Yaraví, el más bravo de la tribu. Éste, desesperado, se suicidó lanzándose desde lo alto de una montaña y ella, por no traicionar a su raza, jamás volvió a ver al español. Caminó por las montañas llorando y sufriendo, hasta que murió sorpresivamente sobre las playas, mirando hacia las montañas que tanto amaba. Los montes, compadecidos por la triste historia de amor, copiaron su figura para rendirle honor. ¿Qué hermoso, no?

¡Y al bajar pueden visitar el famosísimo mercado artesanal! Ahí podrán encontrar bellísimos productos hechos por artesanos e indígenas de la comunidad, así como frutas y plantas de la zona.

Y, para terminar el día, ¿por qué no ver el bello atardecer en una playa de la Riviera Pacífica? No hay nada más romántico para pasar juntos. Nuestras favoritas son Playa Blanca y Playa Farallón. Lleven un par de snacks y quédense hasta tarde hablando de la vida. Incluso podrías aprovechar y decir cómo te sientes de compartir tu vida con esa persona.

Esperamos te hayan gustado estas ideas. ¡Te aseguramos que pasarás un fin excelente! Y si no alcanzas a hacer todo, no te preocupes. Al fin y al cabo, siempre estará Coclé para ti.

Fuente: Visit Panamá